El sueño de ser padres.

“Hoy podemos decir que tras un único intento seguimos escribiendo paginas de nuestro cuento, pero con una diferencia, en ellas ya aparece un nuevo nombre, el de nuestra pequeña”

Erase una vez una pareja con un sueño, el sueño de ser padres. Fantaseaban con el maravilloso mundo de ser papas y con mucha ilusión decidieron emprender el camino.

Así podría haber empezado nuestro cuento, pero muchas veces las historias no son como las cuentan o ves a tu alrededor. Nuestro cuento fue diferente.

Al comenzar la búsqueda de nuestro bebe, como toda pareja, pensábamos que en unos meses estaríamos embarazados y organizando todo nuestro mundo para formar nuestra familia, pero los meses pasaban y nuestro cuento no iba como imaginábamos.

Pasaron dos años y medio y al ver que nuestro sueño no se hacía realidad y los de nuestros familiares y amigos si, hicimos lo que imagino muchas parejas harán, teclear el famoso buscador “¿Por qué no me quedo embarazada?” y demás preguntas.

Al pasar el tiempo decidimos realizar el paso más importante, buscar ayuda en profesionales de fertilidad. Las palabras fertilidad / infertilidad ya asustan pero mas cuando escuchas casos de infertilidad sin éxito y además desconoces ese mundo.

Fuimos a varias clínicas a preguntar, a resolver dudas, a que nos guiaran por algún camino ya que estábamos muy perdidos. Fue entonces, después de conocer varias clínicas cuando fuimos a InVitam a que nos asesoraran. No podemos explicar que ocurrió, pero nada mas entrar y hablar con los profesionales que allí trabajan, nuestras dudas, miedos y demás emociones empezaron a disiparse, el trato tan humano y cariñoso hizo que la palabra infertilidad no diera miedo y empezamos a ver un caminito para componer nuestro sueño.

Decidimos comenzar con las pruebas necesarias para saber que tratamiento era el adecuado para nosotros, finalmente una FIV era la posible solución a nuestro problema.

Comenzamos el tratamiento con miedos y preocupaciones, no puedo mentir, pero cada vez que teníamos una consulta para hacernos los controles y demás cosas durante el tratamiento salíamos con una sonrisa, no me cansare de repetir que el trato fue maravilloso y cercano, no éramos un número de expediente mas, sino una pareja con nombre y apellidos y una situación concreta, nuestra situación.

Todo parecía lejano cuando comenzamos a informarnos, incluso nos abrumaba, pero el hecho es que realizar el tratamiento en InVitam fue el mayor acierto que pudimos hacer, ya que hoy podemos decir que tras un único intento seguimos escribiendo paginas de nuestro cuento, pero con una diferencia, en ellas ya aparece un nuevo nombre, el de nuestra pequeña, ya que gracias al equipo InVitam hemos conseguido nuestro sueño y vamos a ser papas en breve.

Gracias de corazón a todo el equipo y en especial a Ariadna, por su trato tan especial

Gracias por tanto.

www.invitam.es

Ponte en contacto con nosotros

© 2017 All rights reserved | Legal notice