Diagnóstico Genético Preimplantacional

El diagnóstico genético preimplantacional o DGP consiste en el estudio parcial de la constitución genética de un embrión antes de que este se transfiera al útero materno. Esta técnica no se realiza de forma rutinaria, pero sí en los casos en los que la posibilidad de embriones afectados por una alteración genética o cromosómica concreta sea alta.

El DGP consiste en llevar a cabo un estudio cromosómico y génico de los embriones antes de su implantación, de manera que sólo se depositen en el útero aquellos embriones “sanos” para las anomalías estudiadas. Las enfermedades más estudiadas son el síndrome de Down, síndrome de Edwards, alteraciones de los cromosomas sexuales como el síndrome de Turner, enfermedades monogénicas como la fibrosis quística, distrofia muscular de Duchenne, etc. También se realizan sexados para evitar enfermedades genéticas ligadas a uno de los sexos.

Este tipo de tratamientos se recomienda en parejas portadoras o afectas de una enfermedad cromosómica o genética, que corren así el riesgo de transferir la enfermedad a su descendencia. También se recomienda en algunos casos a abortadoras de repetición o a mujeres de avanzada edad, ya que aumenta el riesgo de cromosomopatías en el niño. A lo largo de este proceso, no sólo se necesitan especialistas clínicos y embriólogos, sino que hay que contar con genetistas especializados que estudien cada caso de forma individual.

Ponte en contacto con nosotros

© 2017 All rights reserved | Legal notice