MACS: ¿en qué consiste esta técnica de reproducción asistida?

La integridad del ADN de los espermatozoides es unos de los factores que afectan en las tasas de éxito de las técnicas de reproducción asistida. Un semen apoptótico (envejecido) puede disminuir la fecundación, empeorar el desarrollo embrionario, reducir las probabilidades de embarazo y aumentar las tasas de abortos tempranos.

Hasta hace poco lo único que se podía ofrecer a pacientes con este tipo de problemas era un tratamiento a base de antioxidantes previo a la ICSI (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides) o buscar los espermatozoides directamente en el testículo, lo que obligaba al paciente a someterse a una biopsia testicular.

Recientemente, se han empezado a usar columnas de anexina V, que, combinadas con las técnicas de reproducción asistida, nos ayudan a aumentar las probabilidades de éxito. Esta técnica se conoce como MACS (magnetic activated cell sorting) y consigue separar los espermatozoides apoptóticos de los sanos. También se ha observado una mejora de la supervivencia de los espermatozoides tras la congelación-descongelación de los mismos, después de una selección por MACS.

Como todas las técnicas de reproducción asistida, esta técnica ayuda a pacientes con determinada patología reproductiva, no a todas las parejas en busca de un embarazo.

Para seleccionar correctamente a los pacientes que se pueden beneficiar de esta nueva técnica se debe realizar un estudio de fertilidad por especialistas en la materia. La prueba analítica a la que se debería someter el semen, para determinar si el uso de las MACS es apropiado, sería una fragmentación del ADN espermático. Este análisis se realiza en una muestra espermática recogida de la misma manera que cuando vamos a realizar un seminograma.

Si quieres más información al respecto, no dudes en contactar con nosotros.

Tags: , ,

Ponte en contacto con nosotros

© 2017 All rights reserved | Legal notice