Control de embarazos

Es necesario realizar controles generales durante el embarazo. Esto tiene como objetivo el seguimiento de la evolución del embarazo y el asesoramiento de la gestante para conseguir la mayor salud posible para la madre y el feto. La frecuencia de las consultas sucesivas depende de las necesidades individuales de cada mujer y los factores de riesgo asociados. El mínimo que se establece en el control periódico es de un control cada 30 días desde el primero hasta el octavo mes de gestación, y un control cada 15 días del octavo al noveno mes.

Por otro lado, el especialista intentará educar a la paciente en lo que concierne a su embarazo, parto y cuidado postparto señalándole las distintas formas de mejorar la salud. Promover un soporte psicológico adecuado para la pareja y su entorno familiar es otro de los objetivos principales, ya que conocemos de sobra los cambios que un embarazo produce en el ambiente familiar.

El control clínico se inicia en la primera visita con una anamnesis detallada y exploración general, estimación de la edad gestacional y fecha probable de parto y solicitud de la analítica de rutina. Las visitas sucesivas, según el calendario recomendado, permitirán detectar factores de riesgo adicionales.

Analíticas

Se realizan tres extracciones sanguíneas a lo largo de la gestación, una por cada trimestre. En cada una de ellas se realizarán análisis que podrán descartar ciertos problemas en el embarazo. En el primer trimestre se determinará: hemograma completo, grupo sanguíneo y Rh, test de Coombs indirecto si procede, serología TORCH, LUES, VIH y VHC, sedimento urinario y urocultivo, test de O’Sullivan si procede. En el segundo trimestre (extracción entre las 24-28 semanas gestacionales): hemograma completo, sedimento urinario y urocultivo, test de O’Sullivan, test de Coombs indirecto si procede. En el tercer trimestre (extracción entre le 32-36 semanas gestacionales): hemograma completo, pruebas de coagulación, sedimento urinario y urocultivo, toma de exudado vaginal y rectal para despistaje del Streptococo B.

Ecografía

Es necesaria una ecografía inicial en la semana 12-13 de gestación donde se determinará la datación de la gestación, cálculo aproximado de la fecha de parto y determinación de la traslucencia nucal. Conforme avanza el embarazo, se realizan diversas ecografías para comprobar el buen desarrollo del mismo, con mediciones del feto (biometría), situación y características de la placenta y posición fetal.

Ponte en contacto con nosotros

© 2017 All rights reserved | Legal notice